El Boom de la Matemanía

mate

mate

¿Quién de ustedes no conoce el mate? Creemos que ninguno. Aunque muchos no lo hayan probado, si saben que esa hierbita proveniente de Paraguay es muy pero muy consumida en nuestro continente. Y en Chile, somos cada vez más los adictos.

El Mate, al igual que el café, el té y el chocolate tiene un efecto estimulante debido a la “Mateina” que contiene. He ahí la adicción. Además de eso, contiene varias propiedades, entre ellas la depuradora, digestiva, calmante y antioxidante, que hacen que lo puedas consumir absolutamente sin reparos.

Pero el “matear”, como se le llama a tomar Hierba mate, es todo un culto, un arte e incluso una religión, para varios que conocemos. Esto, porque cada uno se empeña y tiene una manera distinta de preparar el que más les guste.

La mayoría, lo tomamos dulce, otros, que quieren mantener su sabor más puro lo toman amargo y hay quienes también lo toman con leche. Los argentinos por ejemplo, los reyes indiscutidos del mate, consumen de todo tipo, incluida una hierba mate que se vende con sabores frutales o mezclados con otras hierbas. Aunque los más puristas siguen firmes con su matecito Puro.

En Chile, por lo que hemos visto y leído, el mate es mucho más común en el sur de nuestro país, pero poco a poco se ha ido masificando en la capital, por su agradable sabor y sus buenísimas propiedades.

Si aún no te atreves a probar, en POPAP te instamos a hacerlo y te contamos lo primordial para preparar un rico Mate:

  • Lo primero es Tener un “Mate” (recipiente) Los mejores son los de calabaza, aunque también existen de madera, Bombilla Metálica y por supuesto la Hierba Mate (Las marcas nacionales son bastante buenas).
  • En cuanto a la Preparación debes Llenar el mate ¾ partes, no más que eso, batir la hierba antes de poner el agua. Algo primordial es calentar el agua a 70 u 80 grados, NUNCA hirviendo. Y recuerda siempre tener un termo o tetera para mantener el agua tibia e ir llenando tu matecito.
  • Puedes ocupar endulzante si no lo quieres tan amargo, cascaritas de fruta, leche o lo que se te ocurra. En la WEB puedes encontrar variadas recetas.

Para el final y lo más importante, es que el tradicional mate siempre debe ser COMPARTIDO, por lo que ya tienes la excusa perfecta para empezar a probar las diversas formas de prepararlo, además tener una buena conversa.

Cómo preparar un mate básico: